Un fin de semana con Verónica Forqué

 

El legado más grande que nos pueden dejar nuestros grandes es a ellos mismos.

Decir que Verónica Forqué es una de las grandes actrices de nuestro país es quedarse muy corta. Verónica Forqué Vázquez-Vigo es la personalidad, la mirada especial, el carácter, la risa, la sonrisa, la profundidad, pero también la ternura, la cercanía, la humanidad.

Algunos de sus personajes son ya iconos del teatro, el cine español y también de la televisión. Ha recibido decenas de premios (entre ellos, cuatro Goyas) y no hace falta decir que es una de las figuras más queridas de nuestro mundo cultural.

Verónica Forqué y Rosi de Palma en una de las escenas del largometraje "Kika" de Pedro Almodóvar

Por eso, cuando Marian anunció que Verónica iba a impartir cursos en Expresando me dio un vuelco el corazón.

Hace años, Marian había sido alumna de uno de sus cursos y quedó tan encantada que, años más tarde, cuando el destino -o la casualidad- volvió a cruzar sus caminos, no dudó en ofrecerle un lugar en nuestra escuela.

Marián Huélamo, directora de Expresando y Verónica Forqué

El primer curso fue en diciembre de 2016 y desde entonces se han sucedido seis convocatorias más, siendo este fin de semana pasado la séptima. Más de 100 alumnos han tenido la oportunidad de participar de la extensa sabiduría y la magia innata de la que fuera ganadora del Goya a la mejor actriz protagonista por su papel en "Kika" de Pedro Almodóvar.

"Gloria, los cursos de Verónica Forqué duran temporalmente un fin de semana, pero emocionalmente son de por vida", me comentaba María, una de sus alumnas.

No le falta razón.

El curso comienza un viernes tarde y acaba el domingo al caer la noche.

Como sé que en estos momentos te puede la curiosidad, te cuento en qué consiste exactamente el curso:

Una vez te inscribes y nos mandas tu currículum artístico, se lo pasamos a Verónica Forqué, que será quien te asigne el texto que trabajarás en el curso. Pero no sólo te da el monólogo o la escena, sino que también te enviamos la obra completa para que tengas la contextualización exacta y entiendas mejor el fragmento que te tienes que aprender, porque en este curso es muy importante ir con el texto perfectamente memorizado.

"Verónica es muy amable, cercana, se preocupa mucho por los alumnos y te pregunta si estás bien constantemente" Francisco, alumno del curso.

La clase comienza con una serie de ejercicios de relajación y concentración. Luego, cada participante pasa su escena o monólogo dirigidos por ella. Verónica utiliza bastantes técnicas, pero le gusta especialmente el método Chéjov, sobre todo el "gesto psicológico" con el que te va guiando por diferentes emociones, probando distintas alternativas, de tal manera que si ve que consigues una te lleva por otra y así sucesivamente, porque, al ser un curso de formación, lo que ella quiere es que el alumno pruebe diferentes cosas y ver su versatilidad. Y uno tras otro van pasando los alumnos. Es un curso muy interactivo porque mientras los protagonistas del momento están pasando su texto, ella introduce, si lo considera necesario, a otros alumnos en escena para que les ayuden.

Verónica utiliza ejercicios muy creativos, con muy buen criterio, creándose un ambiente de trabajo muy profesional, concienzudo, serio pero con muy buena energía.

Al final de la aventura se da un diploma de formación.

"Es todo un privilegio ser dirigida por Verónica porque se nota que lleva muchos años en la profesión, que sabe mucho, te lleva de manera muy firme." Guillermo.

Hace poco Verónica dijo en una entrevista:

"Me gusta mucho dar clase a actores jóvenes, compartir con ellos lo que yo he aprendido."

Y nosotros estamos encantados de que así sea.

Estar en su curso es todo  un viaje al centro del personaje. Ella te guía como si fuera un pintor que, con trazos suaves pero seguros retratara una escena, mezclando colores de emociones, risas, complicidad, profesionalidad y magia.

"Hay que intentar ir a mejor, ser mejor persona, perseguir la verdad, creer en las propias intuiciones... Creer en una misma"

Gracias por darnos tanto, maestra.

 

Gloria García

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: