Cuéntame un cuento de los hermanos Grimm

Nuestros alumnos del Plan Integral de Formación Actoral presentaron el pasado sábado, 10 de febrero en Expresando una muestra del montaje que han estado preparando últimamente en la clase de Escritura Creativa y Microteatro con Carmen Reyes.

Blancanieves, La Cenicienta o Caperucita Roja son historias que todos conocemos, pero poco sabemos de sus creadores, los hermanos Grimm.

Jacob y Wilhelm, de origen alemán, tenían el propósito de crear un documento que recogiese de boca del pueblo lo poco que se había salvado de la gran producción medieval germánica, y que constituía la tradición nacional. Fue así como surgió la primera edición, Cuentos infantiles y del hogar (1812-1822), a la que han sucedido innumerables reediciones modernas.

Buena parte de su éxito, como transcriptores y compiladores de la tradición cuentística oral procede precisamente de su criterio (novedoso en la época) de respetar al máximo la frescura y espontaneidad de los cuentos tradicionales, en lugar de someterlos a artificiosas reelaboraciones literarias.

Sus fuentes principales fueron, además de los recuerdos de su propia infancia y de la de sus amigos, la gente sencilla del pueblo a la que iban interrogando, respetando al máximo la espontánea sencillez de la narración y su estilo oral.

La colección consta de 210 cuentos que forman una antología de relatos de hadas, fábulas, farsas rústicas y alegorías religiosas.

De esos 210, nuestros chicos decidieron representar:

  • El gato con botas
  • El sastrecillo Valiente
  • Rapunzel
  • Hansel y Gretel
  • Los músicos de Bremen

Sin duda, lo más llamativo del montaje fue la puesta en escena. Hecha de luces y sombras se propiciaba una atmósfera de magia y fantasía -la que tienen los cuentos- invitando al espectador a mirar con los ojos de un niño.

El martes 13, pese a lo que diga la superstición, fue un gran día, pues nuestros chicos llevaron su montaje al Hospital 12 de Octubre donde los niños pudieron, por unos momentos dejar de lado la realidad y sumergirse en un mundo de hadas y animales que hablan.

Sin duda, una experiencia para repetir y para compartir.

Gloria García

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: